La Ley de Cultura es una materia pendiente en la Argentina

Administrador Actividad parlamentaria, Comisión de Cultura, Noticias, Últimas novedades

El diputado nacional Daniel Filmus, participó del Primer Encuentro por una Ley Federal de Cultura que se realizó en Chaco, una jornada de debate con representantes de todas las provincias del Nordeste.

«La Ley de Cultura es una materia pendiente en la Argentina», sostuvo el ex Ministro de Educación, quien también consideró que «la cultura es un derecho y el Estado es el garante indelegable de ese derecho».

«La ley que impulsamos, junto a los protagonistas de la cultura, tiene entre sus objetivos, la democratización de la producción, la distribución y el acceso a la cultura», afirmó Filmus, quien preside la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados de la Nación.

«Es fundamental sostener la producción cultural federal, y que cada provincia o región cuente con la posibilidad de explotar sus capacidades de expresión. Vamos a recorrer todo el país para recibir aportes y lograr un proyecto de Ley Federal de Cultura consensuado, representativo y con gran legitimidad», concluyo el diputado.

Es un momento propicio para volver a lanzar el debate

Desde la presidencia de la Comisión de Cultura, Filmus consideró que es un momento propicio para volver a lanzar el debate sobre la necesidad de que nuestro país cuente con una herramienta legislativa que permita fortalecer e institucionalizar un proyecto cultural nacional. Con este objetivo está retomando los esfuerzos, los debates y los contenidos que en el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y durante la gestión de Teresa Parodi frente al Ministerio de Cultura, se alcanzaron y que fueron la base del Proyecto de Ley Federal de la Cultura, ya que fue una enorme tarea que quedó inconclusa al no lograr que se convirtiera en Ley.

«La ofensiva del gobierno de Mauricio Macri en contra de todas la expresiones culturales exige por parte de los movimientos nacionales y populares un trabajo en doble dirección para resistir el avance de las políticas de ajuste neoliberal y del oscurantismo conservador que lleva adelante el gobierno», subrayó Filmus al dar inicio al debate con representantes de diversos ámbitos de la cultura en la Cámara de Diputados. «El acuerdo con el FMI permite prever nuevas medidas de restricción de inversiones en el sector y de expulsión de trabajadores de la cultura del Estado. La propia existencia del Ministerio de Cultura está en juego», afirmó el diputado.

«Queremos colocar este proyecto en debate en la Cámara en el 2019. Sabemos que si nuestro trabajo es profundo, federal,  amplio y plural podemos contar con el apoyo de todos los sectores de la oposición y lograr una mayoría parlamentaria que lo convierta en Ley y en Programa de acción para el gobierno que asuma el 10 de diciembre del 2019», concluyó Filmus.

En ese sentido, el trabajo propuesto consiste en recuperar el camino recorrido en la gestión anterior y generar un debate que lleve a lograr un nuevo proyecto de Ley de la Cultura que la posicione en un lugar central de las políticas públicas, la consagre como un derecho y establezca el deber del Estado de garantizarla. Con esta idea, comenzó el intercambio sobre 10 ejes que serán los cimientos de una nueva ley:

  • Una norma integral para la cultura, que sea el marco para la protección y fomento de la cultura argentina sobre la base de mecanismos de redistribución justa y equitativa de los recursos y bienes culturales para todas las jurisdicciones del país.
  • El reconocimiento de la cultura como un derecho y, por lo tanto, de la responsabilidad indelegable del Estado en garantizar el ejercicio de los derechos culturales, individuales y colectivos, a todos los habitantes de la Argentina, sobre la base del respeto por los derechos humanos, la igualdad de género, el acceso equitativo a las expresiones culturales, el respeto y la protección de la diversidad cultural y el reconocimiento de la cultura como motor de desarrollo.
  • El latinoamericanismo, el federalismo y la diversidad como principios rectores de las políticas públicas culturales y del desarrollo cultural integrador e inclusivo, que preserve, fomente y asegure la diversidad cultural regional y local, el acervo generado por las culturas populares y de los Pueblos Originarios.
  • El reconocimiento de las/los hacedoras/es, gestoras/es, y artistas como trabajadoras/es culturales y, en ese sentido, de sus derechos laborales, la protección de la creación, autoría e investigación intelectual y artística así como el desarrollo y promoción de herramientas de formación y capacitación específicas para las/los agentes de la cultura.
  • La protección y ampliación de una institucionalidad específica para la cultura que fortalezca las capacidades estratégicas y de gestión del Estado, incorpore ámbitos de participación de la ciudadanía en el diseño, ejecución y evaluación de las políticas culturales, contemple la representación federal en el gobierno de la cultura y mecanismos de cooperación regional e internacional destinados a profundizar el diálogo de la Argentina con América Latina y el mundo.
  • La articulación con el sistema educativo para garantizar la producción y distribución de bienes culturales y al arte como un modo de construcción de conocimiento, un lenguaje específico.
  • La jerarquización de la protección del patrimonio histórico y cultural.
  • El desarrollo e implementación de instrumentos específicos de financiamientopara el desarrollo y promoción cultural.
  • La consagración de un sistema público de información y estadísticas culturales de libre acceso, como insumo básico para el diseño e implementación de políticas públicas en la materia.
  • La garantía del financiamiento público de la cultura que eleve la inversión en el sector al 1% del PBI, al mismo tiempo que prohíba (como se aprobó en la Ley Nacional de Educación), la firma de compromisos internacionales que coloque a la cultura en el campo de los servicios que pueden ser afectados por los tratados de libre comercio.