El colectivo de la cultura realizará expresiones artísticas callejeras para repudiar la degradación del Ministerio de Cultura

Administrador Actividad parlamentaria, Comisión de Cultura, Comunicados, Noticias, Últimas novedades

“La comunidad cultural no acepta la decisión del Gobierno Nacional de degradar el Ministerio de Cultura y va a trabajar sin descanso hasta que se recupere la instancia del Ministerio. No se trata solamente de una cuestión de principios, sino que tiene que ver con que si la cultura es un derecho, el único que puede garantizarlo es el Estado; el mercado no distribuye igualitariamente, no es capaz de garantizar los derechos”, afirmó el presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Daniel Filmus, durante una conferencia de prensa con protagonistas de diferentes ámbitos de la actividad cultural realizada esta tarde en el Congreso Nacional.

Durante el encuentro, referentes del cine, el teatro, la literatura, la música, la danza y las artes plásticas, además de representantes de sindicatos de trabajadores del ámbito cultural, universidades y demás instituciones, decidieron convocar a una manifestación para repudiar la eliminación del Ministerio de Cultura de la Nación y el ajuste presupuestario en el área dispuestos por el Gobierno Nacional.

“Todos los actores que han estado aquí se han manifestado a favor de generar una movilización para que este rechazo se exprese en las calles, así que en unas semanas estaremos expresándonos en la Avenida Corrientes seguramente”, remarcó Filmus.

Entre los presentes se encontraban la ex ministra de Cultura de la Nación Teresa Parodi, la escritora Claudia Piñeiro, el ex director de la Biblioteca Nacional Horacio González, la actriz Cristina Banegas, el artista plástico Daniel Santoro, el ex director del Centro Cultural de la Memoria Eduardo Jozami, representantes de los sindicatos de trabajadores de la Secretaría de Cultura, el actor Arturo Bonín, la cantante Marian Farías Gómez, el director del Centro Cultural de la Cooperación, Juan Carlos Junio, las diputadas nacionales Gabriela Cerruti y Alicia Soraire, la legisladora porteña Lorena Pokoik, el poeta Juano Villafañe y Alejandro Vaccaro, de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE).

“No es una cuestión solamente simbólica, es una cuestión real: Salud, Trabajo, Ciencia y Tecnología, y Cultura son algunos de los ministerios degradados y si uno pasa revista qué significan en nuestro país se da cuenta que para el Gobierno son variables de ajuste y no una necesidad de atender derechos de la población respecto de esas temáticas”, agregó Filmus, quien repasó algunas cifras preocupantes que figuran en el proyecto de Ley Presupuesto 2019 enviado al Congreso por el Ejecutivo.

“No se trata ya de partidas que no acompañarán el ritmo de la inflación, sino además de caídas nominales abruptas que comprometerán la subsistencia de las políticas públicas mencionadas –describió-, ya que con el 45% de inflación que se prevé para este año y el 23% para el que viene, el aumento del presupuesto de la Secretaría de Cultura es de apenas el 11% y en Educación (sacando universidades) hay menos plata en términos reales. El presupuesto para bibliotecas populares baja el 26% a valores reales y el destinado al fortalecimiento del patrimonio cultural tiene un 41% menos de lo que tuvo este año”.

La escritora Claudia Piñeiro, por su parte, pidió que se visibilice lo que se pierde con la falta de políticas culturales activas: “La no cultura tiene un costo altísimo. Cada vez que hubo una crisis en la Argentina salimos en gran parte gracias a la resistencia cultural. Salimos con el teatro independiente, con las editoriales independientes, con el cine, con la música. Las crisis no se pasan solamente con comida, se pasan también con cultura. El Gobierno tendría que convocar a la cultura, no sólo a las iglesias. Nosotros también cumplimos un rol de contención social. Y por otro lado, tiene un costo gravísimo no tener cultura: el costo de tener que escuchar cada vez más expresiones xenófobas, homofóbicas, de discriminación de distinto tipo. Si un pueblo democrático cada vez tiene peor educación y peor cultura, cada vez vamos a tener más de esas manifestaciones”.

A su vez, Teresa Parodi expresó: “Soñamos mucho tiempo con un ministerio pensado para la cultura, en un proyecto político que piensa un Estado que defiende los derechos de la mayoría. Un Estado promoviendo, defendiendo, protegiendo, avalando los circuitos que tiene el pueblo para decir quién es. Además, la creación del Ministerio de Cultura de la Nación fue una intervención simbólica para decir qué lugar ocupaba una cultura que generaba 450.000 puestos de trabajo”.

Entre otras instituciones, estuvieron presentes la Asociación Argentina de Actores, la SADE, CCC, ATE/UPCN (Trabajadores de la Secretaría de Cultura), Teatro por la Identidad, Federación Gráfica, La Bancaria, UTE/ATE, Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (Sagai), Centro Cultural Paco Urondo, Universidad Nacional de las Artes, Centro Cultural Homero Manzi, Metrodelegados, Asociación Argentina de Empresarios Teatrales, Satsaid (Sindicato Argentino de Televisión, Telecomunicaciones, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos), Universidad Nacional de General Sarmiento, Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), Unión de Escritores y trabajadores del Museo Malvinas.

Se recibieron las adhesiones de las diputadas nacionales Victoria Donda y Cecilia Moreau, la dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeyda, el pianista Miguel Ángel Estrella, los actores Darío Grandinetti y Max Delupi, la cantante Adriana Varela y el escritor Mempo Giardinelli.